Residencia Neuropsicología Clínica

La neuropsicología clínica es un campo profesional que tiene como objetivos la descripción, el diagnóstico, la intervención y la investigación de las alteraciones cognoscitivas y conductuales que se producen como resultado de una afectación funcional o estructural del sistema nervioso central. La Asociación Americana de Psicología (APA) la reconoce como una especialidad y le asigna una división (Division 40 – Clinical Neuropsychology). La Neuropsicología estudia la organización y el desarrollo cerebral de los procesos cognoscitivos y/o sus alteraciones como consecuencia de las lesiones cerebrales; constituye un campo de conocimiento que se ubica entre las neurociencias y las ciencias del comportamiento. Pero es también un campo clínico de trabajo, y un campo de investigación aplicado, que se orienta al diseño de estrategias para la rehabilitación de las funciones cognoscitivas. Es así concebida con un enfoque interdisciplinario en tanto no se limita al abordaje teórico de disciplinas particulares de las neurociencias ni a las del comportamiento sino que se construye un campo de conocimientos y de metodología que se ubica en la intersección de éstas.

La neuropsicología se aboca principalmente:

a) Al seguimiento de las funciones cognoscitivas durante la evolución de la enfermedad

b) Al estudio de todas las etapas del neurodesarrollo

c) Al diagnóstico diferencial entre síndromes psiquiátricos y neurológicos.

d) Al diagnóstico caracterológico y análisis etiopatogénico de una disfunción cerebral.

e) A la definición de las funciones alteradas e indemnes, después de una lesión cerebral de origen diverso.

f) A la evaluación de los efectos de las diversas modalidades del tratamiento.

g) A la evaluación de las funciones cognoscitivas para formular los métodos de rehabilitación más adecuados.

h) A la investigación científica incluyendo aspectos epistemológicos y éticos.

Objetivos de la residencia en neuropsicología clínica

1. Formar profesionales especializados en el diagnóstico, la intervención y la investigación de las alteraciones cognoscitivas, conductuales y emocionales producidas por una afectación funcional o estructural del sistema nervioso central.

2. Formar profesionales que tengan las habilidades para la generación de planteamientos en la solución de los problemas prácticos y conceptuales de la investigación neuropsicológica.

3. Formar profesionales que sean capaces de mantener una actitud crítica hacia las técnicas de diagnóstico y rehabilitación con relación a su fundamentación teórica y su conveniencia dentro de la sociedad mexicana.

4. Formar profesionales que sean capaces de transmitir los conocimientos adquiridos y de mejorar la calidad de la enseñanza en el área de la neuropsicología.

Perfil de ingreso

El aspirante a la Residencia en Neuropsicología Clínica deberá ser un psicólogo con conocimientos básicos de neuroanatomía y neurofisiología, de funciones cognoscitivas y métodos de evaluación de las mismas. Que se interese en la relación del cerebro con el funcionamiento cognoscitivo y emocional, de preferencia que tenga algún tipo de experiencia en el manejo del paciente con daño cerebral o con trastornos del desarrollo y que se maneje bien en un ambiente hospitalario. Que tenga capacidad de trabajo colaborativo, de observación, habilidades de integración de información y de inferencia clínica, con un pensamiento crítico y propositivo, con altos valores éticos e interés en investigar y resolver problemas de salud afines a la disciplina.

Perfil de egreso

Los neuropsicólogos clínicos que egresen del presente programa de residencia habrán recibido una formación específica en neurociencias; estarán formados en las técnicas e instrumentos de la Neuropsicología y de la Psicología Clínica, en la interpretación del examen neurológico y psiquiátrico, así como de las técnicas de neuroimagen, neurofisiológicas y bioquímicas. Serán profesionales que aplicarán los principios de evaluación e intervención basándose en el estudio científico de la conducta humana en su relación con el funcionamiento normal y anormal del sistema nervioso central.

Las tareas de la neuropsicología son el diagnóstico de las alteraciones de las funciones psicológicas superiores, su tratamiento o rehabilitación mediante los métodos propios de la disciplina, y la investigación científica de la estructura de los procesos psicológicos superiores en condiciones normales y patológicas. Las áreas básicas de actuación del neuropsicólogo clínico son: atención, orientación, lenguaje y comunicación; memoria y aprendizaje, praxias, gnosias; funciones visoespaciales, visoconstructivas; funciones ejecutivas; emoción y conducta. 

Las funciones profesionales del neuropsicólogo clínico se inscriben en el ámbito de las actividades de evaluación, terapéuticas y/o de intervención, de asesoramiento, de investigación y de docencia y supervisión.

 

1) Funciones de evaluación. El objetivo de la evaluación neuropsicológica es la identificación, descripción y cuantificación de los déficits cognoscitivos y de las alteraciones conductuales derivadas de las lesiones y disfunciones cerebrales.

2) Funciones terapéuticas y/o de intervención. El tratamiento implica la identificación de los objetivos y necesidades de la intervención; la formulación del programa de intervención, su aplicación y supervisión; la adaptación del programa a las necesidades; la evaluación de la eficacia del tratamiento.

3) Funciones de asesoramiento. Servicios de asesoramiento a los pacientes y a sus familiares; a los profesionales de la salud y de la educación; a las organizaciones laborales, tribunales de justicia, compañías de seguros, unidades de rehabilitación, etc.

4) Funciones de investigación. Selección y diseño de líneas y temas de investigación en el área de la neuropsicología. Comprende las actividades de revisión de la literatura relevante, participación en el diseño, conducción y supervisión de la investigación; análisis, evaluación y publicación de los resultados.

5) Funciones de docencia y supervisión. Planificación, diseño e impartición de cursos, seminarios, talleres, conferencias, etc. en el área de su especialidad.

     

    Requisitos de ingreso

    Para ingresar al plan de estudios, los candidatos deberán satisfacer los siguientes requisitos:

    • Contar con título o acta de examen profesional de licenciatura en psicología o en áreas afines previa aprobación, en su caso, del Comité Académico del Programa.

    • Tener promedio mínimo de 8 en el último grado de estudios cursados.

    • Aprobar exámenes de conocimientos generales y específicos de la Residencia en la que se desea formarse.

    • Acreditar la comprensión de lectura de textos de psicología en inglés, presentando constancia expedida por el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras u otra institución reconocida o aprobada por el Comité Académico.

     

     

    • En el caso de los aspirantes extranjeros cuya lengua materna no sea el español, deberán demostrar un conocimiento suficiente del idioma, presentando Constancia expedida por el Centro de Enseñanza para Extranjeros.

    • Los estudiantes extranjeros deberán tener Visa de Estudiante al iniciar el proceso de admisión.

    • Comprometerse a dedicar tiempo completo al plan de estudios (40 horas semanales).

    • En caso de estudios realizados en el extranjero presentar los documentos apostillados.

    Requisitos de permanencia

    Los requisitos indispensables para que el alumno de la Residencia continúe en el Programa de Posgrado, son:

    • No recibir evaluaciones negativas más de una ocasión en la misma asignatura.
    • Cumplir con todos los requisitos académicos indispensables en cada semestre.